libro_infancia_laedadsagrada

La práctica consciente de respeto biopsicológico, autorregulación y buenos vínculos puede ser un recurso para que la crianza de los niños se oriente más al desarrollo pleno que al mantenimiento de las máscaras sociales.

Wilhelm Reich comprendió que el ser humano nace emocionalmente sano, con sus potencialidades latentes para un posterior desarrollo. Sin embargo ya al inicio de la vida sufre la acción neurótica del medio familiar y social que interfiere en la estructura en formación, constituyendo así los rasgos y las formas defensivas y programadas de pensar, sentir y actuar.

Scroll Up